15 oct. 2017

Más allá del mar de Zafiro


La isla Veremyn en el mar Srkar era un mundo dentro de otro. En el puerto del norte, las velas azules de los comerciantes de las islas hermanas se mueven perezosas, por el impredecible viento de la bahía Zafiro.
La plaza principal es el epicentro del crimen y los negocios de la isla. En su centro, la estatua de Thassa ama de los mares, ofrendas de plata y flores se amontonan a sus pies.
El susurro del continente se volvió un rumor como la marea, Silas el Emperador murió. Los comerciantes sonríen con ambición, la ruta de las monedas escondidas volvería a fluir como el rió Orath.
Desde las sombras inquietas del mercado índigo, una sacerdotisa de velo cobalto camina junto a otra de velo esmeralda. El sonido de sus pulseras acompaña sus ágiles pasos. Sus palabras eran  breves como las olas, ocultas por los muros del templo de la madre del océano.
El mayordomo del palacio aseguro con solemnes palabras, Elis de Azzel unica hija del maldito emperador. Es la monarca del imperio, protectora de las fertiles praderas, cordirreras nevadas y rios tumultosos. Regidora de las ciudades de Loth, Morthyth y Belial.
_Espadas que señalan a la corona_Murmuro la primera sacerdotisa_Cadenas sobre sus manos y pies.
_¿La semilla de Silas será fuerte?_La pregunta era el miedo que las mujeres santas enfrentaban.
_Silas era el "noble destructor" pero su hija es llamada "la portadora de la Luz"_Repuso mientras vigilaba las puertas del templo.
Hombres sin fe, rodean el templo saben que ellas estan ahí. Sin protección y sin armas para defender su honor.
Ambas se miran con tristeza pero decisión, tomaron las lamparas perennes y rezaron a Cassia y Thassa. Cuando los hombres entraron sonreían con maldad, peleando por cual seria el primero en mancillaras. Olvidando que Thassa era la dueña del templo, la madre de todos los mares y sus venenos.
Tomadas de la mano se bañaron en el fuego liquido, así como el mismo templo ardió. Demasiado tarde para escapar, los 50 soldados de fortuna fueron el tributo de la diosa de las aguas.

25 sept. 2017

Crónica de la casa Esmeralda


El continente de Reddthy era famoso por sus palacios de metal y sus templos de piedra verdosa.
Las sacerdotisas de Cassia: caminan, hablan y deciden el destino del imperio.
Silas, emperador bendecido con la demencia de su casa, clama por la cabeza de sus enemigos ocultos del Mar Srkar.  En las falsas paredes del palacio el Mayordomo principal, suspira con cansancio. Los viejos dioses castigan a la casa Esmeralda ya que, el abuelo de Silas jugo con el cuerpo de una sacerdotisa y sus hermanas sangraron por ella. Todos lloraron por ellas.
Tiempo de traición y copas negras se acercan en el eminente solsticio de Eilish, madre de la fortuna y las desgracias.
_Silas es un emprerador ciego_Dicen las voces de la corte.
_Silas es un niño tirano_Dicen las sacerdotizas.
_Silas es hijo del terror_Dicen las calles escondidas en la capital.
Fria debe ser la corona pero en un señor que solo sueña, con bosques de fuego. Esta es la espada que todo lo destruye.
Nadie le sorpendio encontrar al ardiente amo desangrandose en su lecho. ¿Quien libero a Reddthy, del monarca demente?, ¿Quien sacrifico su pureza por tal extraño honor?.
Sonrien en sus mentes, los nobles que tornan azul su semblante. Suspiran con alivio los mercaderes del Mar Srkar. Esconden risas malevolas, los rezos de las hijas privilegiadas de Cassia.
La mano que señalo la vida de Silas, es la mano que descansa en los fuegos de su funeral. 


23 ago. 2017

El Cantar del rey corintio


Cuentan que la tierra de Shamara era una imagen del paraíso. Pero eso fue antes, de Wendor el amante oscuro y Reynard Coastillon pelearan por el corazón helado de Clarice la bendecida.
El rey Bladrin hermano de la blanca Clarice, la prometió a Coastillon. Maldita decisión! El gran rey rojo poco sabia del contrariado deseo de su sangre, una noche de verano, Weldor y la princesa carmesí convirtieron en fuego su amor.
Dos días de terribles tormentas azotaron, las dulces tierras de Bladrin.
Maldita tormenta que oculto a los perversos amantes, matando a Reynard el día encontró al amante oscuro, la blanca amante sonreia complacida.
La bruja de las estepas bajo, susurrando al oído al rey: "Muerte escarlata para Weldor y sueño bermejo para Clarice ahora la maldita".
Alto precio pagó el rey corintio, cuando la bruja cobro por sus venenosas palabras. Shamara la bella, Shamara la verde ahora es un páramo de sal y tristeza.




25 jul. 2017

El querer maldito V


Al final la verdad, tenia que amar al amor y no su envase.
Tan mareada y adicta al veneno seductor, no pude ver mi sangre tiñendo su castillo.
Sacame el corazón de una vez! Tus espejitos de colores no me van a atar más.
No, no quiero tus doradas quimeras. Ya pague el precio del vertigo y las noches de verano. 

28 jun. 2017

La cadena rota




Miro mis bosques de granito y cemento, que desolado es sin tu sombra. ¿Por qué el silencio fue más seguro que los gritos?
Agotados los días de tiernos soles, amor de alimañas. Te aburriste y yo no quise ser tu arlequín. Buscaste otras muñecas, deformes y perdidas. Todas simples copias de lo que yo era, pero una superaba esta hija del Oeste. Es la ninfa de fuego que buscabas, el conjunto de virtudes que yo simulaba.
¿Podrás pagar su precio? ¿Podre aceptar que ya no soy la adorada?

6 abr. 2017

El fin del verano

Cósmico espejo de tu "amor", planeaba en caminar senderos desconocidos.
Ese mágico lamento, esta cama de nieve y piedra. 
Encerrada en una ruina sagrada, desperté con mi corazón convertido en un rabioso volcán. Mi piel pidiendo el piadoso beso del mal.
No, ya no quiero la pureza del sol y las bendiciones de sus castas caricias. 
Quiero la brutalidad del Amo de las tormentas, el placer de los secretos nocturnos.

2 mar. 2017

Laberinto


Soñé con torres de acero y fuego liquido, en esos espejos no encontraba el camino.
Los sitios secretos de una ciudad de eterno movimiento y promesas de imperios infinitos. ¿Que maldita cadena me une a mi verdugo? De oro? De punzantes mentiras?.
Sera mi carcelero, mezquino señor del sol, mi único fantasma vengador?